¿Harto de las manchas en la pantalla? Conseguir una vela

Manchas de pantalla

¿Quién hubiera imaginado que la solución a uno de los mayores problemas de un tecnófilo sería el simple hollín de las velas? Puede parecer inverosímil, pero los investigadores del Instituto Max Plancken Alemania, de hecho, han demostrado que el residuo de carbono que se libera al encender una vela se puede utilizar para crear un recubrimiento resistente al agua y al aceite. En pocas palabras, al ensuciar las pantallas de sus dispositivos móviles con hollín, puede evitar que se manchen con huellas dactilares. Por supuesto, el proceso para que esto suceda es mucho más científico que colocar una pila de hollín en su dispositivo, así que no se apresure a buscar su chimenea.

Si bien el obstáculo de la resistencia a los líquidos en las pantallas electrónicas no es nada nuevo, a nadie se le ha ocurrido una solución práctica hasta ahora. Un equipo del MIT ha estado más cerca con una forma costosa de nanolitografía que nunca ganó terreno debido a la complejidad y el costo asociados con ella. Al usar una vela, el equipo de investigación alemán ha superado dicho obstáculo, con una salvedad que cubriremos más adelante. El proceso que descubrieron es engañosamente simple: al usar el residuo de carbono de una vela encendida, el equipo pudo cubrir un portaobjetos de vidrio con hollín negro. Si bien esta sustancia es relativamente pegajosa en sí misma, se puede lavar fácilmente con un poco de grasa. Los investigadores decidieron darle al hollín una capa de sílice para protegerlo, ya que la composición química del hollín no era lo que buscaban, sino la forma en que creaba una superficie rugosa en el vidrio a niveles microscópicos. A partir de ese momento, el equipo horneó el portaobjetos en un horno a 600 ° C (1112 ° F) que sirvió para hacer transparente el hollín. El resultado fue una capa delgada, barata y transparente que repele las moléculas de aceite y agua mientras deja la pantalla limpia y seca, o 'superampifóbica' en términos científicos.

Resistencia al aceite



En la imagen de arriba se muestra una gota de disolvente de 5 micrómetros que se ha caído sobre esta superficie superampofóbica. Si observa de cerca, puede ver que en realidad rebota en el área tratada en lugar de romperse y extenderse. Debido a la superficie rugosa creada por el hollín recubierto, la tensión superficial del líquido no se rompe, lo que permite que permanezca en forma de gota. Sin embargo, desafortunadamente, como mencionamos, hay una advertencia: el recubrimiento en este momento es muy frágil; simplemente se puede raspar de una superficie tratada con un objeto afilado, lo que inutiliza todo el proceso. Imagínese poner un teléfono tratado en el mismo bolsillo que un juego de llaves ...

Sin embargo, el equipo de Max Planck seguramente encontrará una manera de perfeccionar su descubrimiento, ya que simplemente hay demasiado dinero que ganar con este avance. Parece que poner otro sellador encima de su capa actual puede funcionar.

Las otras aplicaciones del recubrimiento de hollín son amplias y variadas. Imagínese tener un vehículo que no necesita limpiaparabrisas porque el vidrio realmente repele el agua. ¿Qué tal el equipo médico que reduce la posibilidad de infección porque sus superficies no permiten que los gérmenes se depositen en ellos? Esta es una tecnología que definitivamente veremos en el futuro debido a la disponibilidad de partículas de hollín comerciales baratas. Una vez que el proceso se haya perfeccionado hasta el punto en que no se pueda raspar, será el nuevo estándar al igual que Vidrio gorila se ha convertido.

Lee mas en Revisión de tecnología

Copyright © Todos Los Derechos Reservados | 2007es.com