La NASA resuelve el misterio de la atmósfera perdida de Marte

Después de décadas de trabajo, la NASA cree que ha resuelto una de las preguntas más fundamentales de cómo Marte se convirtió en el planeta polvoriento y árido que es hoy. Durante los últimos 15 años, rovers como Spirit, Opportunity y Curiosity han descubierto pruebas convincentes de que Marte estuvo una vez cubierto por un océano líquido . Esto, a su vez, implica que el planeta era mucho más cálido, posiblemente con una atmósfera rica en oxígeno.



El problema es que el Marte actual se parece poco al planeta primordial que debió haber sido. La atmósfera de Marte es una fracción de la densidad de la Tierra: la presión del aire en la cima del Monte Everest (el punto más alto de la Tierra) es de 4,89 PSI, mientras que la presión del aire en el fondo del Hellas Planitia de Marte (un cráter de 23,465 pies de profundidad) es solo 0.168 PSI. En otras palabras, la presión del aire en el punto más alto de nuestro planeta es 29 veces mayor que la presión del aire en el punto más bajo de Marte.

Ha habido tres hipótesis principales sobre cómo Marte podría haber perdido su atmósfera: es posible que la atmósfera de Marte haya sido erosionada por el viento solar, que gran parte de la atmósfera fue arrancada por un impacto cataclísmico o que la baja gravedad del planeta permitió que la atmósfera para soplar y disipar con el tiempo. Estas condiciones no son mutuamente excluyentes, y es posible que las tres hayan influido, pero la NASA cree que ha encontrado pruebas suficientes para asignar una causa principal. ¿El culpable? Viento solar: particularmente los tipos de ráfagas energéticas emitidas por el sol durante períodos de disturbios.



Soplando en el viento

En 2014, Maven de la NASA (misión de evolución volátil y atmósfera de Marte) llegó a Marte y comenzó a tomar muestras de la Atmósfera del planeta rojo . La sonda descubrió que Marte sigue perdiendo cantidades significativas de su atmósfera incluso hoy, aproximadamente un cuarto de libra por segundo. El viento solar está compuesto por partículas altamente cargadas que se mueven a un millón de millas por hora o más. Cuando esas partículas golpean la atmósfera marciana, crean un campo eléctrico, sobrecargan los iones en la atmósfera marciana y los envían disparados al espacio.



Este mismo proceso ocurre también en la Tierra (y hemos escrito sobre el impacto devastador una tormenta solar masiva podría tener en la infraestructura de nuestro planeta), pero la actividad solar ordinaria no causa muchos problemas a la vida moderna. Eso es gracias al campo magnético que envuelve nuestro planeta. Marte, por el contrario, solo tiene los restos de un campo magnético, como se muestra en la siguiente imagen:

EarthvsMars

Las áreas azul y roja son los puntos en Marte que aún están protegidos por un campo magnético parcial.

Maven observó que los períodos de mayor actividad solar y las tormentas solares aumentaron drásticamente la velocidad a la que Marte perdió la atmósfera. El siguiente video muestra cómo Marte pierde atmósfera: el 25% se pierde por una pluma polar, mientras que el 75% de la pérdida ocurre en la cola larga.



El sol ha sido una estrella de secuencia principal durante miles de millones de años, pero sabemos que puede experimentar períodos de mayor y menor actividad. Un evento a nivel de Carrington que golpeó a Marte en lugar de a la Tierra podría haber causado un daño colosal. Dado que tales eventos ocurren con frecuencia en escalas de tiempo estelares (un evento a nivel de Carrington golpea la Tierra aproximadamente cada 500 años), la atmósfera de Marte no solo se diluyó, sino que fue violentamente arrancada.

Estos hallazgos podrían agudizar nuestra propia búsqueda de planetas que puedan albergar vida. Los campos magnéticos intensos en todo el planeta parecen casi esenciales para proteger el medio ambiente necesario para mantener la vida. Los restos del campo magnético de Marte no eran lo suficientemente fuertes como para proteger al planeta, y sin esa protección, es posible que los planetas no puedan retener la atmósfera necesaria para mantener temperaturas por encima del punto de congelación. También podría tener implicaciones para cualquier plan para terraformar el planeta; sin un campo magnético en su lugar, podría resultar difícil generar una atmósfera sostenible. Dado que cualquier proyecto de terraformación a largo plazo de esta naturaleza tomaría milenios, sin embargo, los científicos deberían tener mucho tiempo para considerar el problema.

Copyright © Todos Los Derechos Reservados | 2007es.com