Los robots M-Block del MIT ruedan, saltan y se voltean para formar estructuras

Hemos visto ingenieros diseñar algunos robots realmente asombrosos que pueden caminar, correr e incluso saltar, pero no todos los robots necesitan ser tan elaborados. Los investigadores del MIT han creado una flota de diminutos cubos robóticos que pueden moverse e interactuar entre sí de forma autónoma. Un robot individual 'M-Block' es simple y no muy útil, pero si reúne la flota, pueden vincularse para formar nuevas formas y estructuras

Los M-Blocks fueron diseñados en el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT (CSAIL) bajo la supervisión de la profesora y directora de CSAIL Daniela Rus. El proyecto comenzó en 2013 con el objetivo de diseñar un sistema robótico más escalable que no dependa de mecanismos de movimiento complejos. El equipo comenzó a trabajar con las llamadas 'fuerzas inerciales' para mover sus robots de 6 lados, y eso finalmente condujo a los M-Blocks.

Cada robot en forma de cubo tiene un volante que se mueve a 20.000 revoluciones por minuto. El robot aplica un freno al volante cuando necesita moverse, aprovechando el momento angular para rodar y saltar sobre una superficie. Cada lado también tiene imanes permanentes que lo ayudan a conectarse con otros M-Blocks, y pequeños códigos de barras en las caras ayudan a los robots a identificarse entre sí.



Los M-Blocks pueden no ser tan rápidos para llegar a un destino en comparación con un robot con ruedas o andante. Solo pueden moverse en una de las cuatro direcciones cardinales, pero pueden hacerlo desde cualquiera de sus seis caras. Eso es un total de 24 direcciones de movimiento diferentes. Los cubos también tienen que lanzarse entre sí y depender de los imanes para corregir las colisiones. Afortunadamente, pueden cubrir mucho terreno con cada salto e incluso pueden trepar por 'paredes' compuestas por otros M-Blocks.

Este método de locomoción más sencillo aporta varias ventajas al programa M-Block. Los robots individuales son económicos y fáciles de producir porque hay menos partes móviles. También es menos probable que acumulen daños o necesiten mantenimiento en comparación con los robots más complicados con actuadores para controlar las extremidades. El equipo cree que este diseño es más escalable y potencialmente podría llegar a un millón de módulos.

Rus imagina redes de M-Blocks que pueden trabajar juntas para convertirse en lo que necesite en una situación determinada. Por ejemplo, los bloques M podrían unirse para convertirse en una escalera temporal para permitir el acceso a un edificio dañado por un incendio. Actualmente, los M-Blocks solo pueden formar formas simples, pero los algoritmos mejorados y la comunicación entre los bloques podrían ayudarlos a realizar tareas más avanzadas.

Copyright © Todos Los Derechos Reservados | 2007es.com