¿Puede mi perro comer costillas?

Quizás. Los huesos cocidos pueden astillarse y causar graves daños internos a los perros. Las costillas de las sobras de la mesa están absolutamente prohibidas, junto con cualquier otro hueso cocido. Los huesos crudos presentan riesgos potenciales y solo deben consumirse bajo una cuidadosa observación.



Los perros pueden disfrutar masticando, e incluso consumiendo, costillas de cerdo o ternera. Las costillas más pequeñas, como las de los pollos, presentan más riesgos y deben evitarse. El fuerte ácido del estómago de los perros ayuda a descomponer los huesos y a matar las bacterias potenciales.



Los perros solo deben comer costillas bajo supervisión, en una superficie que se pueda limpiar fácilmente (como linóleo o baldosas).

Síntomas a tener en cuenta



Esté atento a estos síntomas, en caso de infección o complicaciones:

  • Vómitos
  • Fatiga
  • Heces con sangre
  • Problemas dentales

Para más información

Tenemos toneladas de artículos sobre qué alimentos son seguros o peligrosos para su perro, desde bocadillos comunes hasta frutas. También te puede interesar ¿Puede mi perro comer huesos de pollo?

Copyright © Todos Los Derechos Reservados | 2007es.com